Los servicios jurídicos del Concello de Redondela, tras una reunión mantenida con la alcaldesa Digna Rivas y el concejal de Medio Ambiente, Roberto Villar, estudian las actuaciones a desarrollar para obligar a que el organismo competente en materia ambiental, en este caso la Dirección Xeral de Calidade Ambiental, Sostibilidade e Cambio Climático, actúe y lleve a cabo las medidas oportunas para el cese de los malos olores provocados por la fábrica Auxiliar Conservera (Aucosa), ubicada en Punta Chapelisa.

El pasado viernes, Rivas y Villar mantuvieron un encuentro por vía telemática con la directora xeral de Calidade Ambiental, Sagrario Pérez Castellanos, para buscar una “solución urgente” al problema por el hedor procedente de la factoría dedicada a la elaboración de harinas de pescado.

Los representantes municipales, que estuvieron acompañados por una comisión de los vecinos de Rande, Trasmañó y Chapela afectados por el problema, dejaron constancia de la imposibilidad de seguir alargando en el tiempo una situación “que afecta directamente tanto a la salud como a la calidad de vida de los residentes” e hicieron especial hincapié en el “incumplimiento reiterado” por parte de la empresa, de los compromisos adquiridos tanto con el Concello como con la propia Xunta “de tener rematadas en noviembre las obras de las instalaciones que pusieran fin a los malos olores”.

A mayores, la empresa aseguró que las obras serían rematadas en el mes de diciembre aprovechando que durante dos semanas, por las navidades, no habría actividad en la planta “lo que supuso una nueva tomadura de pelo porque ni se avanzó en las obras ni se paró la actividad, agravándose los problemas por los olores”, señala Villar.

Uno de los problemas más graves, explica el edil, “es la incapacidad de la empresa de manufacturar toda la materia prima que recibe y que queda almacenada durante días en la explanada”, por lo que genera un fuerte hedor que existe constancia de que en ocasiones llega incluso al barrio vigués de Teis.

Con estos antecedentes, el estudio de las acciones a adoptar por los servicios jurídicos del Concello dejan clara la postura del gobierno redondelano. “Emprenderemos todas las medidas y recurriremos a todas las vías legales para poner fin a un gravísimo problema medioam-biental y a los incumplimientos por parte de Aucosa”, advierte Rivas.