Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El interés por construir se dispara en Nigrán

El PXOM prevé 5.500 viviendas nuevas en Nigrán en el plazo de 15 años. |   // MARTA G. BREA

El PXOM prevé 5.500 viviendas nuevas en Nigrán en el plazo de 15 años. | // MARTA G. BREA

No será un bum como el de hace veinte años, con sus urbanizaciones concentradas en torno al litoral y su burbuja inmobiliaria, pero Nigrán se prepara para un despegue de la construcción a pequeña escala en los próximos años. Suena paradójico a tenor de la crisis económica que deja el coronavirus pero, aunque el quid de la cuestión es el desbloqueo urbanístico que hace seis meses proporcionó la modificación de las normas subsidiarias de 1991, la pandemia puede tener algo que ver en el interés por afincarse en un municipio que suma mar y monte en parroquias urbanas y rurales y que limita con Vigo. Todo un atractivo en caso de confinamiento o cierre perimetral.

El cambio que permitió en junio actualizar las obsoletas normas urbanísticas que ahora cumplen tres décadas ha disparado las solicitudes de alineaciones y rasantes de fincas. Así lo confirman los datos de la oficina municipal de Urbanismo. Son los trámites necesarios para conocer la situación urbanística de la propiedad y para prepararla de cara a una futura construcción. Lo primero que hay que hacer antes de solicitar una licencia, explican desde el departamento. En 2019 fueron 31 las peticiones y en 2020 un total de 75, 40 de ellas de septiembre a diciembre, después de que entrase en vigor el nuevo marco urbanístico y de las vacaciones de verano.

Todo apunta a que estos trámites se traducirán en cuestión de meses o de pocos años en solicitudes de licencia, señalan desde el departamento. De hecho, en las gestiones para obtener una licencia de obra mayor, la requerida para levantar un inmueble, apenas se ha notado todavía la modificación de las normas subsidiarias que se adapta a la Lei do Solo y que abre la puerta a las reformas y ampliaciones de cientos de viviendas fuera de ordenación, reduce los retranqueos a 4 metros desde el eje de la calzada y permite ensanchar viales además de relajar los requisitos estéticos. Son 87 las peticiones de este tipo de permisos las que se efectuaron a lo largo de 2020, 7 más que durante el ejercicio anterior. La progresión podría intensificarse este año que acaba de arrancar. Y es que hoy mismo, la junta de gobierno otorgará 3 licencias para construir viviendas unifamiliares en distintos puntos del municipio, según confirma el alcalde, Juan González. “Queda clara la necesidad de modificar las normas como solicitaban los vecinos. Esto es muy importante para que los nigraneses puedan quedarse en Nigrán y también para que se instalen nuevos vecinos”, señala. Muchos de ellos proceden de Vigo y tenían propiedades a la espera de poder edificar o reformar, pero también son algunos los que han elegido Nigrán para huir de la ciudad desde que se desató la pandemia y con ella las restricciones.  

Las rehabilitaciones y pequeñas obras interiores también van en aumento, aunque a ritmo más lento que las alineaciones de fincas, gracias al nuevo marco normativo. De las 218 tramitaciones de obra menor que realizó a lo largo de 2019, la oficina de Urbanismo pasó a 255 el año pasado.

El gobierno espera aprobar el Plan Xeral este año

El gobierno municipal esperaba que la modificación de las normas subsidiarias incrementase el ritmo de trabajo de la oficina de Urbanismo y por ello acaba de contratar un nuevo arquitecto para reforzarla. “Sabíamos que mucha gente estaba esperando el desbloqueo para construir o hacer reformas y la carga de trabajo ha aumentado muchísimo”, explica el regidor. Todavía crecerá más el volumen de actividad en el departamento en cuanto se apruebe el Plan Xeral de Ordenación Municipal, que ha ya entrado en su recta final, según afirma González. El alcalde se muestra prudente en torno a un documento que lleva más de dos décadas en la agenda municipal y que ha sido motivo de conflicto entre vecinos y Concello y hasta de disturbios. El regidor asegura que “está muy avanzado” y espera que se apruebe definitivamente este año pero rechaza ponerse plazos. Insiste en la intensa colaboración que Dirección Xeral de Urbanismo de la Xunta y el Concello de Nigrán mantienen con el objetivo de sacar el plan adelante con total discreción para evitar interferencias. Pronto llegará, garantiza, la aprobación provisional del documento en pleno y después la definitiva que corresponde al Gobierno autonómico. El Plan Xeral aprobado de forma inicial puede consultarse en la web municipal y prevé el desarrollo de 5.500 viviendas en un plazo de 15 años en el municipio, repartidas entre el rural y la costa.

Compartir el artículo

stats