Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gondomar se queda sin rondallas de Reyes por primera vez desde la guerra civil

La pandemia impidió los ensayos de las agrupaciones locales e invitadas y frena los trámites del Concello para declarar el certamen fiesta de interés turístico de Galicia

Integrantes de la rondalla de Chaín en una edición anterior del certamen. | // MARTA G. BREA

El de mañana será un Día de Reyes insólito en Gondomar. En silencio. Los ritmos marciales no pondrán la banda sonora a las calles del centro urbano desde bien temprano. Ni tampoco lo harán en los próximos días. No es que el tradicional certamen de rondallas se posponga a causa de un fuerte temporal, como ocurrió hace cinco años, sino que, por primera vez en más de ocho décadas, la localidad no despedirá las navidades con sus coloridos desfiles y coreografías. La pandemia también ha jugado en contra de la arraigada tradición. La obligada distancia social impidió los ensayos a las agrupaciones locales de Chaín y Vincios y también a las invitadas del área de Vigo. Así que el Concello se vio obligado a cancelar el acto. “Muy a nuestro pesar”, lamenta el concejal de Cultura, Juan Bas.

De celebrarse, la de este año sería la trigésimo novena edición del festival y precisamente iba a someterse a la evaluación de técnicos de la Xunta. Y es que el Concello de Gondomar inició a principios de 2020 las gestiones para solicitar el título de fiesta de interés turístico de Galicia. Los trámites también están paralizados a causa del COVID, aunque el departamento que dirige Bas ha reunido ya toda la documentación requerida por el Ejecutivo gallego. La concejalía ha elaborado una memoria sobre la historia del festival y la tradición de estas curiosas formaciones musicales en el municipio.

Rondalla Santa Eulalia de Mos durante su actuación en el Certamen de Gondomar el pasado año. D.P.

La primera referencia histórica a las rondallas en Gondomar data de 1900. “Tenemos constancia de una rondalla de cuerda llamada Orfeón La Lira en esa fecha, bajo la dirección de Germán Lago”. Según el estudio realizado por el departamento municipal de Cultura, los grupos se reunían en fechas navideñas para tocar en busca del aguinaldo y en Reyes.

Solo la Guerra Civil había logrado enmudecer las panderetas, castañuelas, bombos y gaitas. Y desde 1942, fecha oficial de fundación de la rondalla de Vincios, hay registros de los permisos que solicitaba a la Administración franquista cada año para ofrecer sus espectáculos.

La tradición se convirtió en cita oficial del calendario cultural municipal en 1982, cuando el Ayuntamiento organizó el primer certamen de rondallas. Desde entonces, se pusieron a cubierto en el pabellón de deportes en alguna ocasión o se pospuso el festival unos días a causa de la lluvia, pero ningún año se había quedado Gondomar sin sus rondallas de Reyes. El concejal hará un hueco en el programa cultural del verano para que los vecinos puedan disfrutar del espectáculo.

37

Las rondallas, protagonistas en Gondomar y Redondela en 2019 Faro de Vigo

Compartir el artículo

stats