La asociación asistencial SOS Tomiño trabajó a destajo durante el año pasado. La actividad aumentó considerablemente a causa de la pandemia, durante la que muchas personas perdieron sus trabajos y se quedaron sin recursos económicos. Así, en 2020 la asociación entregó más de 176 toneladas de alimentos y cada quince días se entregaron cajas con comida en los municipios de Tui, Tomiño, O Rosal y Oia. Según informa el colectivo, cada quincena se atendió a una media de 150 familias.

El año pasado comenzó para SOS Tomiño con un censo de 129 familias, que se correspondían con unas cuatrocientas personas. En diciembre, sin embargo, la cifra ascendió a 156 y 481, respectivamente. Así, se atendieron 84 familias en Tui, 35 en Tomiño, 24 en Oia y 13 en O Rosal. La pandemia también supuso muchos cambios en la forma de trabajar de esta entidad, que lleva alimentos a los más necesitados del Baixo Miño, desde el pasado marzo, cuando comenzó la primera ola del virus. Así, se tuvieron que cerrar las oficinas de atención al público y se derivaron sus funciones a través de una página web, mediante la cual se ha gestionado la documentación de los usuarios. También se entregaron entre los voluntarios de la entidad y las personas beneficiarias un total de 35.168 mascarillas, 22.910 guantes, 189 botes de gel hidroalcohólico y 179 garrafas de líquido desinfectante.

“Todo este trabajo ha sido posible gracias a la colaboración de empresas y de particulares de las diferentes administraciones. También es importante destacar la donación de particulares y el trabajo de los voluntarios, que permite que la asociación siga adelante”, asegura el presidente de SOS Tomiño, José Quinteiro.