El alcalde de Gondomar, Francisco Ferreira, pidió ayer a la conselleira de Infraestructuras, Ethel Vázquez, la remodelación de la rotonda de la Avenida de Elduayen, en pleno centro de la villa.

Se trata de una intersección entre esta vía urbana y las carreteras autonómicas PO-331 y PO-340. “Un punto”, dijo el alcalde, “en el que se generan importantes atascos y problemas de seguridad vial, al ser un lugar con mucha afluencia de tráfico rodado, incluyendo el transporte pesado y el público de viajeros y escolar, y dada su actual morfología, la fluidez es muy difícil debido al mínimo espacio de carriles”.

De esta remodelación, el Concello encargó y elaboró un proyecto “que pasa por la reconfiguración del área, incrementando los espacios de relación y desplazando el eje de la rotonda, incrementándose así la superficie y el radio de giro, facilitando la entrada y la circulación de más vehículos y maniobra de camiones y autobuses”, indicó. La reforma se completaría con un carril directo de comunicación Ramallosa-Tui a través de una variante, aliviando así la cantidad de tráfico que diariamente atraviesa este punto.

El alcalde, que mantuvo una reunión ayer con la conselleira, también pidió a la Xunta de Galicia que dote de iluminación la carretera PO-331 en el tramo de Pegonegro hasta el casco urbano, competencia del gobierno gallego, así como modernizar las luminarias en el tramo de la PO 340 que transcurre entre Gondomar y A Ramallosa.

Durante la reunión, a través de videoconferencia, la conselleira le trasladó al alcalde que antes del próximo verano los menores de 21 años del municipio podrán viajar gratis en los autobuses dependientes de la Xunta con la tarjeta Xente Nova.

Entorno de A Pasaxe

Ethel Vázquez también informó a Ferreira de que el próximo mes de enero finalizarán las obras de mejora de la seguridad vial en la carretera PO-331 en el entorno del polígono de A Pasaxe, donde la Xunta invierte 430.000 euros. Esas obras, destinadas a eliminar un tramo de concentración de accidentes, supondrán una mejora sustancial en los accesos al polígono y su ejecución fue coordinada tanto con el Ayuntamiento como con los empresarios.

Finalmente, Ethel Vázquez abordó con el alcalde a situación del saneamiento en el municipio. A ese respecto, la conselleira indicó la necesidad de que el Ayuntamiento acometa lo antes posible la auditoría comprometida sobre su red de saneamiento, de forma que, una vez conocidos los resultados, se planifique de forma idónea la ampliación de la estación depuradora de aguas residuales.