Como si de un gran regalo de Navidad se tratara, los niños y niñas de Redondela pudieron estrenar de nuevo el parque infantil del paseo de A Xunqueira, después de meses de clausura debido a la pandemia y a las obras de mejora que emprendió el Concello. Las labores comprendieron todos los elementos del área de juegos, que cuenta con dos columpios, cinco balancines, castillo y toboganes, entre otros divertimentos. El concejal de Parques e Xardíns, Alberto Álvarez, subrayó que los trabajos supusieron una “rehabilitación seria y a fondo”, pues además de renovar la pintura y colocar césped artificial, se repusieron todas las piezas dañadas o inseguras, desde los tableros hasta los tornillos.