Una bola roja en la que adentrarse al pasar por la alameda de Carabela Pinta, ciervos de neón en las rotondas y diversos colgantes en calles y plazas decoran desde ayer Baiona. Dirigentes municipales y de la Asociación de Empresarios y Comerciantes (Aceba) pulsaron el botón de encendido a las siete de la tarde, minutos antes de arrancar el primero de los 16 conciertos de la semana del puente. El palco de la carpa ante el Concello y el auditorio municipal, que albergarán los espectáculos del programa navideño también lucen sus adornos.