Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Baiona puja por el cuartel militar de Silleiro

El Concello ofrece a Defensa los 370.000 euros que costarían los 98.000 m2 de terrenos | El gobierno municipal prevé un concurso de ideas para el diseño y usos del espacio público

5

Baiona quiere los cañones de Silleiro R. Grobas

Veintidós años sin actividad han sumido en la ruina el viejo cuartel militar de Cabo Silleiro que el Concello de Baiona quiere comprar para habilitar un espacio de disfrute público. Los trámites para poner fin al abandono de las baterías están en marcha. Tras conocer la intención del Ministerio de Defensa de subastar públicamente los terrenos, en la parroquia de Baredo, el Ayuntamiento se ha postulado para hacerse con la titularidad de las instalaciones castrenses que desde la posguerra hasta 1998 defendieron la ría de Vigo de un hipotético ataque marítimo que nunca llegó.

Ruinas del antiguo cuartel militar de Cabo Silleiro Ricardo Grobas

La compra ascendería a 370.000 euros, según los datos que maneja el alcalde, Carlos Gómez Prado, y la superficie a adquirir mide 98.000 metros cuadrados. El ministerio ha retomado la licitación anunciada públicamente hace ya casi una década y paralizada finalmente a causa de la anteriore crisis económica. Pero antes de iniciar el proceso oficial, el gobierno municipal tripartito PSOE-BNG-Nós ha mostrado a través de la Subdelegación del Gobierno su interés en el espacio, como hizo ya en su momento el encabezado por el exalcalde popular, exconselleiro y presidente del Puerto de Vigo en la actualidad, Jesús Vázquez Almuiña.

  • Un nuevo proyecto de vida para el faro de Cabo Silleiro

    El Puerto de Vigo apuesta por la recuperación del antigua estructura para uso hostelero

La Administración municipal tiene prioridad a la hora de hacerse con la parcela, de manera que su oferta firme paralizará la subasta pública. Las comunicaciones entre el ministerio y el Concello han sido solo de palabra por el momento, pero el alcalde, Carlos Gómez, asegura que “estamos trabajando en la documentación a presentar”. Y es que el Ayuntamiento debe elaborar un proyecto, o al menos un anteproyecto, en relación a lo que prevé desarrollar en la zona y que justifique el interés general de mantenerlo en el patrimonio público.

“Es prematuro avanzar qué haremos allí, debemos convocar un concurso de ideas para detallar el planteamiento, pero por el momento se nos ocurre un espacio abierto con una cafetería o algún servicio para el visitante"

Carlos Gómez - Alcalde

decoration

Se han sucedido los proyectos para musealizar los cañones e incluso surgió la idea de convertir el entorno en un lugar para la memoria que recuerde a los presos republicanos forzados a construir el acuartelamiento. Gómez Prado sugiere un lugar “dedicado al mar o al ejército con posibilidad de realizar conciertos o actos culturales al aire libre”. El ocio ha cambiado a causa de la pandemia y, mientras buena parte de la población busca lugares donde respirar aire puro lejos de las aglomeraciones, las administraciones se centran en dar respuesta a esa demanda. Los terrenos de Cabo Silleiro “serían un lugar idóneo para el disfrute público en estas circunstancias”, recalca Gómez.

Eso sí, cuando los fuertes vientos que en tantas ocasiones azotan la zona lo permitan. Si finalmente el Estado da luz verde al proyecto, municipal el Ayuntamiento acudirá al remanente de tesorería, es decir, al ahorro municipal, para hacerse con este espacio a orillas del Atlántico. La inversión no es menor para un municipio de 12.000 habitantes, pero el gobierno local considera que “vale la pena” porque se trata de un lugar de marcado contenido histórico y valor paisajístico.

Las ruinas del cuartel militar de Cabo Silleiro Ricardo Grobas

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats