El grupo municipal del PP denunció ayer que desde el pasado día 10 el Centro de Información á Muller (CIM) de Redondela carece de abogado para asesorar a las mujeres víctimas de violencia de género al finalizar el contrato que llevaba en marcha desde 2016.

La concejala popular, Sandra Bastos, califica esta situación como “muy grave” ya que, explica, “ahora mismo no hay en el departamento una abogada que asesore y represente a mujeres sin recursos víctimas de violencia machista, sin olvidarnos de las que ya estaban siendo atendidas y que se han quedado sin representación legal”.

La edil también considera “injustificable y desconcertante” que durante los dos últimos la alcaldesa redondelana, Digna Rivas, como responsable de la Concejalía de Igualdade, no haya optado a las subvenciones para la contratación de mujeres víctimas de violencia de género aprobadas por la Xunta. “Ayudar a las víctimas es ofrecerles instrumentos para que puedan cortar todo vínculo con sus agresores. Contar con un trabajo remunerado es el primero de esos instrumentos”, puntualiza Bastos.

El PP asegura que Redondela en 2019 no solicitó dicha subvención y este 2020 la gestionó el último día de plazo, “lo cual, al tratarse de ayudas por fecha de presentación, deja sin opciones a Redondela”, justifica.