La oleada de robos que azota la comarca del Val Miñor desde que comenzó el mes suma ya una docena de asaltos en viviendas unifamiliares de diversas zonas rurales de Baiona, Nigrán y Gondomar. La investigación que la Guardia Civil ha abierto en coordinación con la Policía Nacional, al extenderse los ataques a zonas limítrofes de Vigo, mantiene abiertas todas las hipótesis, aunque la principal apunta a una banda organizada.

El modus operandi es idéntico en todos los casos y los botines que se llevan los ladrones también resultan muy parecidos. Los sucesivos robos se han producido a cualquier hora del día, según confirma la Comandancia de la Guardia Civil de Pontevedra. Siempre con los residentes fuera de las casas, por lo que todo apunta a que los asaltantes vigilan el entorno antes de actuar. Rompen cristales o fuerzan cerraduras para acceder a los hogares, tanto aislados como adosados, y revuelven las habitaciones en busca sobre todo de joyas de oro, señalan las mismas fuentes, aunque también se han llevado relojes y objetos de valor e incluso pequeñas cantidades de dinero. En ningún caso han intentado acceder a cajas fuertes.

En ningún caso han intentado acceder a cajas fuertes

Los primeros asaltos que los investigadores consideran relacionados se produjeron en Baiona el pasado día 2. Tres viviendas de la parte baja de la exclusiva urbanización Vista Real resultaron atacadas, así como una cuarta en otro punto del mismo municipio. Los tres asaltos del complejo residencial también conocido como Las Maclas ocurrieron en apenas una hora, entre las 19.30 y las 20.30, aprovechando salidas de los afectados.

Los siguientes casos denunciados se desarrollaron en Vigo, concretamente en San Miguel de Oia, donde fueron asaltados dos hogares de una urbanización.

Los últimos robos de los que hay constancia se reparten por Gondomar y Nigrán. Viviendas de las parroquias gondomareñas Vincios y Vilaza han resultado asaltadas la semana pasada y este lunes, día 16, le tocó el turno a casas de las nigranesas de Chandebrito, Camos y Parada.