Una zona con tanta tradición marinera como Cesantes no podía estar al margen del remo. Hace tres años el antiguo club de la parroquia atravesaba sus peores momentos. Con solo seis remeros no completaban ni la tripulación necesaria para sacar la trainera a navegar. Hoy en día el Club de Remo ha resurgido de sus cenizas y ya cuenta con casi un centenar de deportistas, la mayoría de categorías base. Una sólida cantera que garantiza su continuidad y un futuro prometedor.

Los artífices de este logro son un grupo de amigos aficionados al remo, con Felipe Silva y Raúl Novelle al frente, que en 2017 decidieron tomar las riendas del equipo para relanzarlo. Con mucho esfuerzo consiguieron atraer a los chavales de la parroquia para que probasen el deporte gracias a un campamento de verano y, al mismo tiempo, se pusieron en contacto con remeros de Cesantes que formaban parte de otros clubes para animarles a unirse a su proyecto.

“Nunca pensamos que íbamos a tener tan buena acogida. La respuesta fue fantástica, en tres años hemos conseguido casi un centenar de remeros de distintas categorías, con seis senior retornados de otros clubes y otros tantos deportistas que lo habían dejado, pero que ahora han decidido volver a entrenar animados al ver que el club volvía a funcionar”, explica Sergio Vilas, el responsable de la planificación deportiva.

Una de las claves es que la mayor parte de los integrantes del club son de la zona, lo que facilita las cosas a la hora de los entrenamientos, sobre todo de los más pequeños. “Además, al ser gente de la casa están más implicados y unidos, somos como una gran familia. Venir a entrenar es como ir a pasar un rato con los amigos, la mayoría ya nos conocíamos de antes y el ambiente es muy bueno, algo que les anima mucho a esforzarse”, puntualiza.

El trabajo de los últimos años ya ha conseguido dar sus frutos y la temporada pasada el club consiguió ascender, en categoría senior, a la Liga A de traineras, donde competirán contra las mejores tripulaciones gallegas. Además, entrenados por Luciano Prego, –integrante de varios clubes del País Vasco– lograron las primeras victorias de su historia, al imponerse en las regatas de Moaña y A Pobra do Caramiñal.

Esta temporada han dado un pasó más al conseguir crear un equipo femenino integrado por diez sénior. La mayoría de ellas empiezan de cero pero confían en que les guste y que con el tiempo se consolide esta sección.

Sin embargo, las últimas medidas sanitarias impuestas por la Xunta para la práctica del deporte ante la pandemia del coronavirus ha supuesto un duro golpe para el club. La directiva ha decidido parar la actividad de las categorías inferiores y prepara un protocolo para que los senior puedan seguir con sus entrenamientos con unas medidas muy estrictas para poder competir en la Liga A al máximo nivel.

Al mismo tiempo, los esfuerzos también se centran en la búsqueda de un patrocinador para el club que les permita mejorar el material, ya que las dos traineras que disponen son de hace veinte años.