La delegada territorial de la Xunta en Pontevedra, Luisa Piñeiro, mantuvo ayer una reunión de trabajo con el alcalde de Covelo, Pablo Castillo, para analizar una decena de proyectos estratégicos para este municipio. En el encuentro, Castillo solicitó la intermediación de Piñeiro para intentar alcanzar un acceso de todo el entorno de A Paradanta con la autovía A-52, dependiente del Estado, en dirección Ourense, ya que en la actualidad hay que desviarse durante 10 kilómetros para hacer esta conexión.

El alcalde de Covelo hizo varias peticiones a la delegada, como la de que el Concello cuente con algún tipo de equipamiento social y de atención a la tercera edad. Luego, repasaron proyectos como: un obradoiro de empleo compartido con Mondariz, la construcción de un área de autocaravanas con ayuda de Turismo de Galicia, la ejecución de nuevos proyectos de saneamiento, las inversiones de los fondos europeos a través del Grupo de Desenvolvemento Rural que preside el propio castillo y el desarrollo de proyectos de “aldea-modelo” impulsados por Medio Rural.