El gobierno local de Redondela expresó ayer su indignación por las manifestaciones realizadas desde la Consellería de Infraestruturas sobre la reforma de la Avenida de Mendiño en las que aseguraban estaban a la espera de que el Concello redondelano dispusiera el crédito necesario para cumplir con el compromiso de cofinanciación de esta actuación por un total de 433.000 euros, la cuarta parte del total.

La alcaldesa de Redondela, Digna Rivas, lamenta que la consellería “opte por la huida hacia delante para intentar tapar sus mentiras sobre una obra de la que no existía ninguna documentación alguna cuando llegamos al gobierno”.

Además aclara que las comunicaciones entre Concello y la Axencia Galega de Infraestruturas están debidamente documentadas con el sello del Registro. La responsable municipal explica que en marzo se recibió la comunicación en la que se requería la conformidad del Concello al texto propuesto de convenio, pero desde la secretaria municipal se advirtieron una serie de cuestiones jurídicas que necesitaban de su modificación. Esto se contestó el 16 de abril a la consellería, advirtiéndoles que no se procedería a la retención del crédito hasta tener el texto definitivo del convenio, que aún están esperando.