El gobierno local de Redondela anunció ayer su intención de recurrir a la vía judicial “para defender los intereses de los vecinos” tras la reciente sentencia del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) sobre la tarjeta PassVigo que, de ejecutarse, privaría a los redondelanos de poder disfrutar de la tarifa bonificada del bus urbano vigués.

La alcaldesa redondelana, Digna Rivas, asegura que el Concello recurrirá la sentencia y presentará un recurso de casación ante el Tribunal Supremo. Asimismo destaca que la sentencia del TSXG “solo es ejecutable si media una solicitud para ello desde el Concello de Vigo” y, en todo caso, la ley prevé “que el Tribunal pueda denegarla en el caso que considerara que su inmediata ejecución pueda causa perjuicios de difícil reparación en esta situación transitoria”.

La responsable municipal aprovecha para criticar la actitud del Partido Popular, al que responsabiliza del problema actual. “Es paradójico que el PP quiera ahora erigirse como defensor de los vecinos cuando fueron ellos los que provocaron la situación que estamos viviendo”, en referencia a las recientes declaraciones del diputado del PP y exalcalde de Redondela cuando se puso la demanda, Javier Bas, que pidió públicamente al regidor de Vigo, Abel Caballero, que no discrimine por el empadronamiento y solicitó al ayuntamiento redondelano que apelase el fallo.

Rivas reprocha a Bas que fuese legitimizado por el pleno de la corporación para defender los intereses del Concello en el pleno del Área Metropolitana, prefiriese en la sesión constitutiva del 1 diciembre de 2016 “seguir los dictados de Feijóo y Rueda y abandonar el pleno incumpliendo, por lo tanto, el mandato que la ciudadanía le había otorgado para que defendiera sus intereses y dejando a Redondela fuera del Área Metropolitana de Vigo”. La alcaldesa prosigue diciendo que “no deja de ser curioso, por lo tanto, que aquellos que antepusieron los intereses de su partido a los de sus vecinos vengan ahora a dar lecciones y a exigir soluciones para un problema del que son los únicos culpables”.

Por último, la regidora reitera que para el actual gobierno local la solución de los problemas de los ciudadanos “es nuestra única prioridad” e insiste en que utilizarán “todos los medios y vías legales a su alcance en la defensa de los derechos del vecindario”.