Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Soutomaior busca agricultores

La Horta Urbana Ecolóxica convoca plazas para aprender a cultivar | Decenas de vecinos ya cosecharon en la parcela

Usuarios de la Horta Urbana, en una actividad el curso pasado.   | // G.S.

Usuarios de la Horta Urbana, en una actividad el curso pasado. | // G.S.

Tomates, lechugas o berenjenas cultivadas con las propias manos y siguiendo criterios ecológicos. Son algunos de los frutos que se cosechan en la Horta Urbana Ecolóxica de Soutomaior, una iniciativa de la concejalía de Educación que abrió el plazo de inscripción para nuevos usuarios, hasta el 12 de noviembre. En las tres temporadas que lleva en funcionamiento, unos 25 “hortelanos” han aprovechado las parcelas municipales después de recibir formación específica en agricultura ecológica. Los participantes pueden además trabajar el terreno en compañía de familiares, con lo que más de 60 personas se han beneficiado de la actividad.

El proyecto inicia a los vecinos en el cultivo ecológico “siguiendo los principios de la agricultura biodinámica”, con diferentes niveles de formación. Cada grupo participa durante un año para así conocer todas las fases y ciclos de la huerta. El taller pone en valor el producto de temporada y de proximidad, recuperando aspectos de la cultura agrícola tradicional, favoreciendo una actividad intergeneracional que une a mayores y jóvenes.

Los aspirantes a integrarse en la Horta Urbana deben estar empadronados en Soutomaior, no tener impedimento físico para el trabajo agrícola y ser mayores de edad. El Concello les adjudica temporalmente una parcela para cultivarla bajo supervisión, debiendo aportar cada participante las herramientas básicas, semillas o abonos. Deben además cumplir una serie de normas, entre ellas la prohibición de venta de los productos, si bien se permite el trueque entre usuarios.

Esta iniciativa aprovecha materiales del programa municipal de compostaje doméstico. En este sentido, el Concello está ofreciendo otras actividades complementarias.

Así, 40 vecinos adheridos al plan de compostaje recibieron un ciclo formativo para el uso de biotrituradoras de residuos agrícolas. El curso instruyó en el manejo de estas máquinas, que podrán utilizar en un servicio de préstamo municipal que se pondrá en marcha en breve. El alcalde Agustín Reguera destacó que “para muchos vecinos será de gran ayuda” ya que permite reutilizar los restos de poda, “evitando así vertidos en los contenedores y quemas que se pueden descontrolar”.

Compartir el artículo

stats