Tras valorar las ofertas presentadas por las entidades financieras, el Concello de Ponteareas ha adjudicado una línea de crédito de cerca de 2 millones de euros al Banco Sabadell, según un decreto de Alcaldía firmado esta semana. En este se justifica la operación en que “para este Concello se hace imprescindible la concertación de una operación de crédito a corto plazo, para atender necesidades transitorias de financiación, ocasionadas por la necesidad de pagar certificaciones de obras que se corresponden con subvenciones comprometidas pero que todavía no fueron ingresadas”.

La solicitud de este préstamo fue duramente criticada por el Partido Popular hace un mes. Los populares acusaron al gobierno local de recurrir a un crédito para, entre otras cosas, pagar las nóminas de los trabajadores, y aseguraron que el Concello estaba en bancarrota. “Esas críticas revelan el desconocimiento que el PP tiene sobre este tipo de operaciones; el Concello goza de una espléndida salud económica porque conseguimos en el anterior mandato sacarlo de la bancarrota en la que no lo dejaran los que ahora hacen críticas infundadas”, contestó entonces el alcalde, Xosé Represas.

Pago a proveedores

Según el gobierno local, Ponteareas contrata este préstamo de 1,925.573 euros, exento de comisiones, para adelantar el pago a las empresas que están ejecutando numerosas obras subvencionadas por la Diputación de Pontevedra y la Unión Europea. El crédito se cancelará en el momento en el que eses organismos paguen al Concello las subvenciones que ya fueron concedidas.

Según los datos oficiales, Ponteareas es uno de los ayuntamientos gallegos con más obras contratadas y en ejecución; muchas de ellas financiadas por otras administraciones. “Hablamos de proyectos como la humanización de la calle Redondela, la mejora del entorno de la piscina, la red de calor o la plaza Bugallal, entre otras. Todas esas obras suman más de 2,5 millones de euros que primero debemos pagar para luego recibir los fondos concedidos por la Diputación o la Unión Europea. Por eso, para disponer de esa enorme liquidez y pagar por adelantado, debemos contratar un préstamo puntual que solo supondrá un coste para el Concello en intereses de menos de 1.000 euros”, indica Xosé Represas, haciendo hincapié en que “nunca en la historia de Ponteareas se contrató tanta obra en tan poco tiempo”.

El alcalde también destaca que, según los datos oficiales de la contabilidad municipal que figuran en la plataforma del Ministerio de Hacienda, “los pagos del Concello a proveedores en el último trimestre se redujeron a tan solo 18 días”. Con esta operación de crédito de 2 millones de euros, el Concello pretende continuar en esa línea.