Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El faro de Silleiro vuelve a brillar

La lámpara alumbra de nuevo tras la reforma integral del sistema de iluminación y del edificio | El proyecto de “hotel con encanto”, atascado en el Concello de Baiona

El faro de Silleiro recobró ayer su luz tras la renovación del sistema de iluminación.

El faro de Silleiro recobró ayer su luz tras la renovación del sistema de iluminación. Ricardo Grobas

La postal nocturna de Cabo Silleiro recuperó ayer su esencia. El emblemático faro que lleva casi un siglo ayudando a los navegantes a enfilar la ría de Vigo recobró su potente haz de luz, visible a más de 40 millas, tras el primer paréntesis de oscuridad que se le recuerda. La lámpara principal llevaba año y medio apagada a causa de la reforma integral que han registrado el sistema de iluminación y el edificio al completo por un millón de euros.

La Autoridad Portuaria de Vigo, que tramita la reconversión del emblemático inmueble en un hotel con encanto, había colocado en la primavera de 2019 una linterna autónoma provisional que funcionó mientras duraron las obras hasta la conexión ayer del foco principal. Los técnicos realizaron pruebas a lo largo de toda la tarde para dejar al fin encendida la cúpula, que había sido desmontada en julio del año pasado para someterla a una profunda rehabilitación en Valencia. Los restauradores montaron una nueva cristalera con acero inoxidable de alta calidad y modernizaron el sistema de iluminación, que conserva la óptica de cristal de roca ya existente.

El Faro de Silleiro, estrena iluminación Ricardo Grobas

Además de la mejora del equipo lumínico, la intervención supuso una renovación total del inmueble, para convertir las viviendas de los antiguos fareros en alojamiento turístico singular, donde los huéspedes no solo podrán empaparse de la historia del faro construido en 1924, sino también disfrutar de unas vistas privilegiadas del Atlántico. El aprovechamiento de las dependencias vacías y del tirón del Camiño Portugués da Costa a sus pies llevó a la Autoridad Portuaria de Vigo a apostar por un espacio para el turismo. La ruta jacobea que recorre el litoral del sur de Pontevedra era una de las que más crecía antes de la pandemia. Desde su oficialización hace cuatro años no ha hecho más que sumar y ha superado los 22.000 peregrinos en 2019.

Faro de Cabo Silleiro, una luz en la costa de Baiona

Obras

Las obras para habilitar el hotel finalizaron en enero. Se vació la edificación principal conservando la estructura y se rehabilitaron la solera, las fachadas la carpintería exterior y la cubierta. Se conectó además con la red de abastecimiento de agua y la de saneamiento.

La previsión del Puerto era sacar a concurso la explotación del negocio en primavera pero los trámites se han atascado en el Concello de Baiona. Para poner en marcha la licitación, se precisan dos autorizaciones previas al visto bueno del Consejo de Ministros: una de Costas, que ya certificó el pasado noviembre que el conjunto está fuera de la línea de servidumbre de protección litoral, y otra del Ayuntamiento, que ha de especificar que el uso hostelero que se pretende es compatible con el ordenamiento municipal.

Cabo Faro Silleiro

Cabo Faro Silleiro Puerto de Vigo

Hace un año que la solicitud de la Autoridad Portuaria llegó a la oficina municipal de Urbanismo baionesa y el concejal del área, Víctor Muñoz, afirma que el informe estará listo “en una semana”. El departamento técnico funcionó durante meses, recuerda, bajo mínimos, sin arquitecto municipal, pero acaba de reforzarse con un segundo arquitecto que se incorporará en los próximos días.

La lámpara del faro de Silleiro, alumbra de nuevo Ricardo Grobas

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats