Una casa de Crecente quedó prácticamente reducida a escombros tras declararse un incendio ayer de madrugada. Ardió más del noventa por ciento de una vivienda habitada en As Piñas, incluida la estructura del inmueble, aunque no se registraron daños personales. Fue un vecino quien, minutos después de las dos de la madrugada, contactó con el 112 Galicia para informar del incendio en una vivienda localizada al lado de la carretera que une Crecente con A Cañiza. Para hacer frente al fuego, los gestores del 112 avisaron a los Bomberos de Ponteareas y a al GES de Ribadavia. También acudió una dotación de urgencias sanitarias, pero no fue necesaria su intervención porque todos los ocupantes de la casa en llamas estaban fuera y en buen estado de salud.