El acceso al Parque Empresarial PEMOS-A Veigadaña, en Mos, desde la autovía A-55 cuenta con el visto bueno de la consellería de Infraestructuras e Mobilidade, que ha informado favorablemente sobre el estudio de viabilidad realizado. Así se lo ha comunicado la conselleira Ethel Vázquez a la alcaldesa, Nidia Arévalo, durante una reunión mantenida esta semana en la Xunta.

El coste estimado de este proyecto ascendería a unos 4,5 millones de euros y consistiría en la construcción de un nuevo vial de conexión entre el polígono de A Veigadaña y la A-55 y en un anillo de conexión interior al polígono de Veigadaña, que conectaría directamente el anillo de A Lagoa con el de Perral, con una longitud de 440 metros.

El vial de conexión directo entre el polígono y la autovía se resolvería con la ejecución de una rotonda en la parte sur del ámbito del polígono y discurriría entre los núcleos de Arrubial y A Estivada hasta su conexión con el acceso existente a la A-55 (zona de Porteliña), mejorando este acceso con la creación de otra rotonda y la limpieza del vial existente. Dicha conexión tendría una longitud aproximada de 1.300 metros.

La ejecución de este proyecto, una de las promesas electorales de Arévalo, permitirá mejorar la competitividad de las empresas asentadas en el polígono de A Veigadaña, pues contarán con un acceso directo desde la autovía, quedando totalmente conectadas a las principales vías de comunicación: la A-55 al oeste y la N-550 al este.

Además de esta obra clave para el tejido empresarial de Mos, la alcaldesa y la conselleira abordaron otros asuntos, como la humanización entre el colegio de Atín y la Iglesia de Pereiras, diversos saneamientos y ayudas para varias comunidades de usuarios de aguas mosenses.