El gobierno local de Nigrán cree que existe una reducción de la presencia de avispa asiática en el área que abarca el Concello, y tras bajar en el número de nidos que se retiran constata "la reducción de la presencia de vespa velutina en la comarca".

El edil de Sanidade, que es apicultor, retiró personalmente más de 500 nidos en los últimos tres años y repartió gratuitamente 1.200 trampas entre el vecindario. Así, si en el año 2018 su concejalía retiró 270 nidos, en el 2019 fueron 175 y en este año se llevan 81 (en los próximos días, se eliminarán una docena más, siendo 93 la totalidad de los que se han notificado hasta la fecha).

"Constatamos una reducción de nidos porque llevamos ya 6 años desde el Ayuntamiento encima de esta plaga. No recibimos ninguna ayuda de Xunta y, aunque ellos tienen esta competencia a través del Seaga, no podemos cruzarnos de brazos ante su lentitud y inacción", explica Alfonso Vázquez, edil de Sanidade, quien llegó a contabilizar durante la primavera 2.000 reinas atrapadas en solo 8 de sus trampas. "Cada reina es un futuro nido, pues hay que tener en cuenta que desde el Ayuntamiento repartimos gratuitamente entre el vecindario 1.200 trampas desde 2019 con su correspondiente líquido te atracción, eso evita miles y miles de nidos", indica el edil, quien subraya que las trampas deben colocarse a partir de marzo.

El Ayuntamiento de Nigrán adquirió en el 2017 una pértiga que permite bombear veneno a los nidos situados hasta a 25 metros de altitud, constituyendo un elemento de trabajo indispensable para Alfonso Vázquez y el voluntario Jesús Barros. Cuando estos nidos están situados a una altura superior o cerca de un acuífero, se emplean petardos autorizados que lo destruyen por completo. "En general es preferible optar por petardos en esta época porque garantizan mejor la destrucción total de todos los ejemplares del nido", añade.

La parroquia de Camos, por sus condiciones, es la que más nidos registra en el municipio, con 17 sacados en este año, seguida por San Pedro con 15, Panxón con 14, Nigrán con 12, Parada y Priegue con 11 respectivamente y Chandebrito con 2.

"Las condiciones de humedad y de abrigo en Camos hacen que sea la parroquia donde siempre encontramos más nidos, la velutina busca esos lugares", incide.