El Concello de Baiona ha iniciado los trabajos de limpieza de seis kilómetros de cauces en distintos puntos del municipio con el fin de evitar desbordamientos durante el otoño y próximo invierno, según informó la Concejalía de Medio Ambiente de la Real Villa.

Las limpiezas están autorizadas por Augas de Galicia y permiten dejar los cursos limpios para el paso del agua, eliminando árboles caídos, escombros y plantas foráneas.

La concejala de Medio Ambiente, Rosa María Domínguez Roda, informó de estos trabajos de limpieza que se llevan a cabo en los ríos del municipio de forma gradual por parte de operarios municipales del departamento.

Según la edil, desde la Concejalía de Medio Ambiente y con la previa autorización de Augas de Galicia, el Concello de Baiona comenzó la semana pasada la realización de la limpieza de los afluentes del municipio. Debido a la proximidad de las lluvias, trabajadores municipales del departamento están llevando a cabo tareas de limpieza de los cursos fluviales siempre teniendo en cuenta la flora y fauna a proteger medioambientalmente. Los trabajos se han empezado por el río Groba en la parroquia de Santa Cristina da Ramallosa y se irán llevando a cabo de forma progresiva.

"La actuación cubrirá más de seis kilómetros de cauces en nuestra villa y con ellas se verán mejoradas las condiciones de desagüe de los ríos. Se están llevando a cabo trabajos de retirada de los árboles caídos, desbroce selectivo de masas de matorral y herbáceas, podas y rareos", apuntó la concejala.