La Guardia Civil y la Policía Local de O Porriño han desarticulado un importante punto de venta de drogas en una casa del municipio. La persona que vivía en el inmueble fue detenida por un delito de tráfico de estupefacientes.

La investigación se inició hace varios meses tras tener conocimiento de la posible existencia de un punto negro de venta de drogas en una vivienda situada en la parroquia de Pontellas, en el municipio de O Porriño. Se comprobó que era constante el trasiego de toxicómanos por la zona, inlcuso se llegó a interceptar a varios de ellos después de haber comprado la droga en esta vivienda.

Finalmente se detuvo a la persona que vivía en esta casa, un hombre de 33 años de edad, con antecedentes policiales relacionados con el tráfico de drogas a pequeña escala. En el registro del domicilio, se incautaron 60 plantas de marihuana, varias bolsas con pequeñas cantidades de otras drogas, dos armas indocumentadas de aire comprimido, más de 200 euros en metálico y dos básculas de precisión. El detenido pasó a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de O Porriño.