08 de agosto de 2020
08.08.2020
Faro de Vigo
REDONDELA

Redondela quiere acabar con los "furtivos de bañador" de Arealonga

La Policía local se incauta de marisco, requisa aparejos e identifica a seis persoas

08.08.2020 | 01:47
Algunos bañistas aprovechan la marea baja para coger marisco en la playa de Arealonga.

El gobierno local de Redondela tiene decidido acabar con el conocido como "furtivismo de bañador" en Arealonga, una práctica habitual entre los bañistas de la principal playa de Chapela durante las mareas bajas y que tanto la cofradía de pescadores como el colectivo de mariscadoras llevan años denunciando.

El departamento de Medio Ambiente, en coordinación con la Policía Local, realizó en los últimos días operaciones de control e identificación de personas por este marisqueo ilegal en la playa y, en las dos primeras operaciones programadas, se logró identificar a seis infractores y también se incautaron un angazo y bolsas con almejas que estaban escondidas debajo de tablas, piedras y algas. El marisco aprehendido fue devuelto al mar por los agentes y miembros del departamento de Medio Ambiente que realizaron el seguimiento de la actuación.

Este operativo, según informó el gobierno local, responde al compromiso adquirido por el Concello con la Cofraría de Pescadores "San Juan" y el colectivo de mariscadoras en una reunión mantenida en el mes de julio en la que participaron representantes de las entidades, el responsable de zona de la Policía Autonómica, el jefe de la Policía Local, la alcaldesa Digna Rivas, y el concejal de Medio Ambiente, Roberto Villar.

El Concello procederá a la apertura de expediente a las personas identificadas y estudiará la imposición de medidas las disciplinarias que le permitan las competencias y legalidad vigente sobre este tipo de infracción.

El responsable de Medio Ambiente señala que este tipo de actividad pone en peligro la salud pública pues parte del marisco retirado por los furtivos acaba en el mercado negro sin ningún tipo de control de tamaño y sanitario, que en el caso de Arealonga precisa ser depurado para su consumo. También los usuarios que lo retiran para el autoconsumo ponen en riesgo su propia salud y la de sus familiares.

Además esta actividad perjudica la estabilidad económica de las trabajadoras del mar que día a día se esfuerzan para tener un sustento en el litoral de Redondela.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
FaroEduca