01 de agosto de 2020
01.08.2020
Faro de Vigo

800 alegaciones contra el nuevo trazado de la línea de alta tensión por Arbo y As Neves

- Los vecinos entregaron esta semana en la Subdelegación del Gobierno otros 230 recursos - Denuncian "falta de información" del proyecto e impacto ambiental, turístico y paisajístico

01.08.2020 | 00:35
Interpretación de la línea de alta tensión a su paso por Rozas, en Arbo.

Los vecinos de Arbo y As Neves presentaron esta semana ante la Subdelegación del Gobierno en Pontevedra un nuevo bloque de alegaciones en contra del nuevo trazado de la línea de alta tensión que propone la Red Eléctrica Española (REE), la cual afectaría ambos municipios. En total, se entregaron 230 alegaciones, que se suman a las 46 que se registraron en el Concello de As Neves y a las cerca de quinientas que presentaron en la Subdelegación a finales del año pasado. Todas ellas en contra de un itinerario alternativo que ya había sido propuesto por el Concello de Arbo en 2013 y rechazado entonces por la propia REE. Este partiría de Fontefría (A Cañiza) y entraría en Portugal pegado al municipio de As Neves, cruzando el Miño en la zona existente entre Sela y Vide, muy próximo a Portazambra.

Los municipios serían atravesados por una red conductora de 400.000 voltios, por lo que las alegaciones ponen de manifiesto los perjuicios que la línea de alta tensión tendría en la salud de la población. "Debemos mencionar los numerosos estudios relacionados con los campos electromagnéticos y el nexo de causalidad con los procesos cancerígenos, la infertilidad, la reproducción?", cita el documento entregado en la Subdelegación, en el que también se alude a la polución ambiental y al gran impacto visual y paisajístico; sobre el turismo gastronómico, cultural y paisajístico; sobre las pesqueiras del río Miño, su actividad pesquera y también sobre las actividades recreativas y de disfrute que durante todo el año se realizan en este tramo fluvial. También la disminución del valor de mercado de las viviendas, propiedades y bienes localizados en las cercanías de la línea de alta tensión, que produciría un daño patrimonial a arabenses y nevenses.

La asociación de afectados por el nuevo trazado pide que se archive el proyecto por "ocultación y falta de información" porque ni la Red Eléctrica Española ni la Redes Energéticas Nacionais de Portugal (REN) "describen o profundizan sobre qué solución se va a adoptar entre la interconexión de la frontera para unir ambos trazados. Sin estas informaciones difícilmente podemos realizar estas alegaciones con todas las garantías legales". Los vecinos denuncian que, para cruzar la frontera, el trazado "comportaría forzosamente la instalación de un tramo longitudinal sobrevolando el río Miño de entre uno y más de tres kilómetros de longitud, atravesando y causando una altísima incidencia en la ZEC Baixo Miño de la Red Natura 2000, sobre la Reserva de la Biosfera Transfronteriza del Gerês-Xurés e impactando negativamente sobre diversos elementos etnográficos".

El nuevo trayecto también afectaría, según los vecinos, a un elevado número de elementos arqueológicos del Patrimonio Cultural de Galicia; a las traídas de agua de Rozas-A Granxa, Sela y Vide; además de que imposibilitaría la ejecución del Proyecto Municipal de Parque Forestal de la Sierra de San Fins, en el que participan los Concellos de Arbo y As Neves y varias Comunidades de Montes.

"El proyecto no hay por donde cogerlo", reclama Manuel Certal, uno de los vecinos afectados que, junto al presidente de la Asociación de Afectados por La línea de Alta Tensión, Víctor Manuel Gil, denuncia que "el Concello de Arbo envió una alegación que no es favorable para los vecinos; el alcalde se comprometió a rectificar y no lo hizo".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

FaroEduca