La reposición de los viales de Chapela afectados por las obras de ampliación de la AP-9 por fin será una realidad, más de dos años después de concluir los trabajos en la autopista.

El Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó ayer la aprobación inicial del proyecto por parte del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, con un presupuesto base de licitación de 2,92 millones de euros, y comienza el trámite de información pública.

El objeto de la actuación es la reposición y mejora del viario local en las calles y accesos afectados por las obras ejecutadas para ampliar la capacidad de la autopista AP-9, entre los enlaces de O Morrazo y Teis. La actuación se encuentra recogida en la adenda al convenio entre la Administración General del Estado y la concesionaria Audasa, aprobada por Real Decreto.

El proyecto consta de tres actuaciones diferenciadas en distintos puntos: la zona de Pasán, el camiño de Mouriño y la reforma del puente de acceso a San Vicente de Trasmañó.

Las mejoras en el Camiño da Igrexa y Rúa Pasán suponen una de las partes principales del objeto de este proyecto. Ambos viales discurren paralelos a la AP-9 y las actuaciones consistirán en de la reposición de los servicios que se vieron afectados por las obras de ampliación, la construcción de redes de abastecimiento, pluviales y alumbrado, y la reposición del firme y las aceras con elementos de señalización vertical y horizontal necesarios. Se modificará a su vez la rampa de acceso a la pasarela peatonal que cruza la autopista AP-9 a la altura del parque infantil de la Iglesia de San Fausto para hacerla compatible con la actuación del viario y se ampliará la obra de drenaje transversal que atraviesa la AP-9 en las proximidades del lavadero existente. Además, en este punto ambos viales quedarán unidos por el lugar que ocupaban dos casas que fueron derribadas tras un proceso de expropiación.

Otra de las intervenciones se realizarán en el Camiño de Mouriño a partir de la intersección con la Avenida de Redondela, en las inmediaciones del pabellón de deportes, junto al puente por el que discurre la AP-9. En esta zona se repondrá el vial afectado por las obras de ampliación con una acera y se asfaltará.

Por último, una de las actuaciones más importantes será la ampliación del puente sobre la AP-9 que da acceso al núcleo de San Vicente de Trasmañó, en la que apenas se cruzan dos coches. Situado en el punto kilométrico 149,100 de la autopista, consistirá en la mejora del trazado de acceso al paso y el aumento de la sección transversal de la estructura mediante la inclusión de una pasarela metálica peatonal, permitiendo incrementar el ancho disponible para el tráfico rodado. La pasarela adosada al tablero será para el tránsito de los peatones, ya que se trata de un paso muy concurrido puesto que forma parte del Camino de Santiago.