| Más de medio centenar de vecinos de Cesantes se concentraron ayer ante la puerta de la sucursal bancaria de Abanca de la parroquia redondelana -en la imagen- para protestar por el cobro de comisiones que califican de "abusivas" y también por lo que los clientes consideran una pérdida de calidad del servicio, al limitarse parte de las gestiones presenciales y al tener que soportar largas esperas fuera de las instalaciones debido a las medidas de seguridad por la pandemia del coronavirus. Los afectados no descartan convocar nuevas movilizaciones en las próximas semanas.