El Concello de Nigrán ampliará finalmente la cocina del colegio Humberto Juanes para que se preparen allí los menús de todos los comedores escolares públicos del municipio. El gobierno municipal planteará al próximo pleno, convocado el día 6 de julio, la reserva de la partida de inversión, de 373.878 euros con cargo al ahorro municipal, para sacar a concurso la obra. Lo hará tras aprobar a principios de año el proyecto y después de que la Xunta advirtiese de que no es posible obligar a la empresa que se encarga de servir la comida a los centros educativos a cocinar allí porque no es una condición prevista en el contrato.

Tras la reforma continuarán las reivindicaciones por parte del Concello y la comunidad escolar, que lleva años solicitando una alternativa a los platos preparados a cientos de kilómetros a primera hora de la mañana. El alcalde, Juan González, insiste en que "se trata de una cuestión de salud, la Xunta no puede situar los intereses de las empresas por encima de la salud de los niños". En menos de dos años, recalca el regidor, "la Xunta tiene la posibilidad de prorrogar o no el contrato actual y sería el momento de elaborar un nuevo pliego que obligue a los candidatos a emplear la cocina propia, que ya estaría lista para entonces". "No vamos a permitir otra cosa, haremos las obras y llegaremos donde haga falta para que esto se materialice", recalca.

Para el gobierno nigranés, se trata de otra muestra "de falta de compromiso de la Xunta con Nigrán", como el caso de la Rúa Otero Pedrayo, "carretera de la que acabamos solicitando la titularidad para poder repararla". Recuerda que el modelo que reclaman ya existe en el CEE de Panxón, donde se cocina para el CPI Arquitecto Palacios y para la escuela infantil As Dunas. Incluso en Vigo, en el colegio Doctor Fleming se elaboran menús para otros centros.