20 de junio de 2020
20.06.2020
Faro de Vigo

Randufe atesora los signos lapidarios de casi toda Galicia

Reúne en dos hectáreas sus 15 petroglifos, desde el Neolítico a la Edad Moderna

20.06.2020 | 03:56
Zona del yacimiento con un petroglifo que muestra molinos naviculares.

El Alto do Coello, Rofacús y Porteliña, son lugares de la parroquia de Randufe, en Tui, donde hay una notable actividad arqueológica que responde a la ilusión de muchos vecinos, desde hace decenas de años, para poner en valor sus petróglifos, como es el caso del presidente de la comunidad de montes, Moncho Martínez Ramos, entidad que cedió de uso de terrenos al Concello para la intervención incluida en el Plan Concellos 2017 de la Deputación de Pontevedra.

A día de hoy, el arqueólogo Benito Vilas Estévez, de la empresa Árbore Sociedad Cooperativa Galega, director de estos trabajos, incide en su valor a nivel gallego, al hallarse en un espacio de 2 hectáreas un total de 15 petróglifos donde están grabados casi la totalidad de los signos lapidarios que existen en el resto de Galicia. "Además somos los primeros en estudiarlos en su totalidad. Son desconocidos". Informa que constan en la tesis doctoral de Alia Vázquez, de A Guarda, junto a otros. Los trabajos se iniciaron el pasado 9 de marzo y se suspendieron durante 3 meses por el Covid-19. El equipo, bajo la dirección de Vilas, está formado por los arqueólogos Alia Vázquez, Nerea Vilariño, David Riveiro y Elena Taboada. Retomaron sus tareas en la última semana de mayo. Comprende desbrozar el área, limpiar la superficie de los petroglifos, retirar líquenes, manto de tierras (que deja al aire otros) y en la actualidad están realizando modelos 3D de cada uno de ellos para hacer calcos. Emplean fotogrametría. Después colocarán los calcos delante de cada petroglifo, con un cartel. Además se instalará un panel de información general, pues hay la decisión de organizar visitas guiadas, posiblemente en julio, si la situación sanitaria lo permite.

En esta zona hubieron importantes asentamientos al tener cerca el río Miño, haber caza, pesca y terreno agrícola. En Alto do Coello está el petroglifo que pertenece al Neolítico (data de 6.000 años a C.) con molinos naviculares. Los que corresponden a la Edad de Bronce (4.000 años a C.) están en las tres zonas y muestran círculos concéntricos, coviñas, y figuras de caballos.

Los petroglifos medievales y de la Edad Moderna presentan cruces grabadas. En alguno de ellos existen más de cien. "Era época la cristianización y se grababan en esos lugares de juego, a fin de erradicar el paganismo", explica Benito Vilas.

La magnitud de este hallazgo supone un valor añadido para Tui, El concejal de Cultura de otra corporación, Eduardo Freiría, inició las gestiones para esta labor y Laureano Alonso, actual edil de Patrimonio, siguió en esa tarea "es un trabajo de un legado histórico olvidado, de un valor único", valora.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
FaroEduca