Las calles de Redondela no lucirán hoy con las artísticas alfombras florales del Corpus ni con la tradicional Danza das Espadas. Las Festas da Coca, una de las citas más esperadas y multitudinarias del año, celebran hoy su día grande, aunque los actos no tendrán nada que ver con los de las ediciones anteriores. Al igual que ocurrió con la Festa dos Maios, tendrá que adaptarse a las circunstancias extraordinarias que marca a pandemia del coronavirus por lo que el gobierno local ha tirado de imaginación para elaborar un programa que permita a los vecinos disfrutar de esta celebración, aunque de una forma diferente.

Una atípica Danza das Espadas en el día grande de Redondela

Los bailarines de la Danza das Espadas improvisaron un baile con sus chaquetas y manteniendo la distancia de seguridad // Cedido

Así, las concejalías de Cultura y Eventos que gestionan Daniel Boullosa y Marta Alonso, respectivamente, han elaborado un amplio programa de iniciativas que, por un lado se adaptan a las restriciones sanitarias vigentes y, al mismo tiempo, permiten que Redondela viva sus día grande de la Coca.

Para ello, han puesto a disposición de los ciudadanos carteles anunciadores de las ediciones de la fiesta desde 1969 hasta 2019, para que los cuelguen de las ventanas y balcones de sus casas y, de esta manera, hacer que la fiesta esté presente en las calles.

Otra de las propuestas es la proyección de vídeos sobre la fiesta en una pantalla instalada en la Praza do Concello -donde también están presentes los cabezudos, como seña de identidad de la fiesta- y a través de la página municipal de Facebook. Los audiovisuales serán "A Coca Confinada", un reportaje resumen de la Coca en el que participan alfombristas, burras y danzantes de las espada; "A Coca non falta a súa cita", que permitirá al espectador sumergirse en la visión de la Coca este año; y un tercero sobre el recorrido histórico de las alfombras florales.

También hoy la música llenará todos los rincones de la villa con las bandas de música de Arcade y Redondela, que recorrerán las calles del casco urbano para llevar la fiesta a los hogares a través de los temas musicales."Todas y cada una de estas iniciativas no son más que una forma de adaptarse a las actuales circunstancias que marca la crisis sanitaria", explica la alcaldesa, Digna Rivas.El gobierno local buscó nuevas fórmulas para que la Festa da Coca "siga como lo que siempre fue, un símbolo de la identidad del municipio", puntualiza Rivas.