25 de marzo de 2020
25.03.2020
Faro de Vigo

Un prófugo de Nigrán se estrella en la AG-57 al huir de un control del confinamiento

Tráfico le dio el alto por viajar acompañado y se inició una persecución de película

25.03.2020 | 01:45
Un prófugo de Nigrán se estrella en la AG-57 al huir de un control del confinamiento
Un prófugo de Nigrán se estrella en la AG-57 al huir de un control del confinamiento

En busca y captura y sin carné de conducir el conductor y sin seguro ni ITV el coche. Razones de peso por las que un joven conductor de 23 años vecino de la localidad nigranesa de A Ramallosa y su acompañante, un hombre natural de Gondomar de 37, huyeron de la Guardia Civil, que les dio el alto por viajar juntos e incumplir el decreto de estado de alarma por la epidemia del coronavirus. Ambos protagonizaron una espectacular persecución por la autopista AG-57 que acabó en aparatoso accidente. No hubo heridos, pero los supuestos infractores acabaron arrestados.

Ocurrió el domingo, a punto de cumplirse una semana del confinamiento declarado por el Gobierno para frenar el riesgo de contagio del coronavirus. Dos motoristas del Subsector de Tráfico de Porriño circulaban por la Autopista do Val Miñor en sentido Vigo cuando se percataron de la presencia de un turismo, un Renault Clio, en el que viajaban dos varones. El decreto de estado de alarma establece limitaciones generales a la libertad deambulatoria que permiten un único ocupante por vehículo, a excepción de ciertos desplazamientos de carácter laboral o de emergencia.

Los agentes dieron el alto al conductor, el chico de Nigrán, que escapó a gran velocidad hasta la primera salida que se encontró para abandonar la autopista. Durante la maniobra, el utilitario colisionó levemente con un coche patrulla del Puesto Principal de la Guardia Civil Baiona-Nigrán, que trataba de detener la fuga.

Conducción temeraria

El prófugo salió de la AG-57 para volver a incorporarse en dirección contraria, hacia Baiona, y ahí continuó la persecución. Tras varios kilómetros de conducción temeraria, según comunica la Comandancia de la Guardia Civil de A Coruña, y de eludir las órdenes de los agentes e incluso de intentar embestir en varias ocasiones las motocicletas de los guardias de Tráfico, el coche fugado se estrelló contra los elementos de señalización y protección de la estación de peaje de Gondomar.

Los guardias desplegados en el lugar corrieron hacia el coche, volcado en la explanada próxima a las cabinas de cobro, y comprobaron que los dos ocupantes habían salido ilesos.

Los arrestaron por resistencia a la autoridad y por un delito contra la seguridad vial y enseguida certificaron que el conductor estaba reclamado por las autoridades judiciales mediante una orden de búsqueda y detención y personación y que carecía de permiso de conducir. Además, el coche no tenía de seguro, no había pasado la Inspección Técnica de Vehículos oficial y presentaba deficiencias en sus condiciones técnicas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
FaroEduca