Cerca de ochenta vecinos acudieron a la presentación del anteproyecto de senda peatonal para circunvalar el Monte Santa Trega, desde Camposancos hasta A Guarda. Una obra largamente demandada por el vecindario y por la que mañana está convocada una marcha-manifestación para pedir la implicación de las administraciones en su ejecución. La marcha arrancará a las 10.30 horas desde el Casino de Camposancos.

El anteproyecto, presentado por el regidor local, Antonio Lomba, contempla una actuación en la totalidad de la PO-352, carretera sin aceras en la actualidad. Así pues, la propuesta del Concello es ensanchar la calzada y construir una senda para hacer el vial más seguro para peatones. Según el gobierno local, "el anteproyecto tuvo una valoración muy positiva por parte de los presentes".

El gobierno local asegura que "fueron muchas las ocasiones, unas por carta y otras personalmente, en las que se reclamó a la Consellería de Infraestruturas e Mobilidade el ensanchamiento de la calzada y la construcción de una senda peatonal y un carril bici". En concreto, en una reunión del alcalde con la conselleira Ethel Vázquez, a finales de 2017, en la que esta se comprometió a redactar el proyecto; en una reunión del alcalde con el director de la Axencia Galega de Infraestructuras, en diciembre de 2018, en la que este le indicó que la senda podría entrar dentro de un paquete del año 2019; y por carta a la conselleira hace ahora dos meses y de la que, por el momento, no hay contestación.

Desde el Concello recalcan que "la PO-352 es, sin duda, una de las principales arterias de comunicación de A Guarda, basta decir que es la única conexión entre el casco urbano y el núcleo de población de Camposancos, que cuenta con una población aproximada de mil personas, amén de destacar que conduce a todas las playas fluviales de nuestra villa, las más visitadas en temporada estival en toda la comarca del Baixo Miño".

El Concello de A Guarda trasladará dicho anteproyecto a la Consellería de Infraestruturas e Mobilidade con la intención de que el gobierno gallego financie la obra.