Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"La misa en castellano, para que se entienda"

Vecinos de cinco parroquias de Ponteareas se quejan de que el párroco guardó los misales en gallego y decidió dejar de usar el idioma en la liturgia

Salida de la iglesia de Arcos, una de las parroquias, en la fiesta local. // FDV

Salida de la iglesia de Arcos, una de las parroquias, en la fiesta local. // FDV

Alicia, una vecina de Celeiros, no encontraba explicación a la decisión del cura de cambiar a castellano a la hora de misa. El párroco, Alberto Santos, natural de Redondela, lo decidió de forma unilateral de acuerdo con sus competencias hace un par de meses pero a algunos de sus feligreses y feligresas no les gustó el trueque.

"Moita xente maior, e algúns que non somos tanto costounos moito traballo aprender a misa en galego de forma axeitada, que se levaba facendo dende hai 20 anos e agora temos que cambiar", explican.

La decisión afecta a las cinco parroquias del cura Alberto Santos González: Arcos, San Lorenzo de Oliveira, Santiago de Oliveira, Celeiros y Cumiar. El sacerdote explica que la decisión no es importante. "Si me dices que yo me he puesto a celebrar la misa encima del altar, me he subido y me pongo a hacerla allí, entiendo que es grave, pero que el problema sea que se ha cambiado del gallego al castellano no es entendible... antes se cambió del castellano al gallego y no pasó nada".

Pero para los vecinos y vecinas el asunto si tiene importancia porque entienden que "é como poñer distancia" e incluso llegaron a calificar el cambio de "puro y duro" y "por capricho" y una vecina, Marisol, llega asegurar que "nin preguntou nin deu explicación".

Aunque algunas vecinas y vecinos no quieren opinar públicamente, indican que en estas aldeas siempre se usó el gallego de forma coloquial "y el uso en la misa era una forma de cercanía, por eso no lo entendemos". Además incluso aseguran que "o fixo dun día para o outro, cando xa levaba dous anos usando o galego na misa con normalidade, un día chegou e decidiu facer a misa en castelan como se recibise unha orden superior ó respecto, e non deu explicación de ningunha clase".

"No tiene transcendencia"

La decisión, que causa cierto alboroto desde hace semanas, es para el párroco "lo más normal", y ayer, en declaraciones a Faro aseguró que "es una decisión normal, dentro de mis competencias, que no tiene ninguna transcendencia y no entiendo que tenga que ser noticia, lo curioso es que si yo en vez de pasar de gallego a castellano hubiese decidido dejar de hacer la misa en castellano para hacerla en gallego a nadie le parecería raro". Y apostilla: "El gallego y el castellano son dos lenguas oficiales y yo puedo oficiar misa en cualquiera de la dos y hasta en latín". "La verdad es que no creo que sea tan transcendental, Qué fundamental es? Que la gente se preocupe de esto y no se preocupen de otros asuntos", aseguró.

También manifestó que no dio explicación alguna "precisamente para no hacer más trascendental algo que no tiene trascendencia". Con todo, explica que no tiene problema alguno en hablar gallego "yo suelo hablar en gallego pero también soy español y puedo usar el castellano y dentro de la iglesia católica tengo la libertad como párroco para hacer la misa en gallego, en castellano o incluso en latin si quiero..."

La decisión es firme mientras ocupe el cargo en estas parroquias pero asegura que los libros han quedado bien guardados. "Los libros de la liturgia de gallego los he guardado en los armarios de cada parroquia, y el día de mañana, si viene otro párroco detras mía, y quiere celebrar la misa en gallego tiene los libros para celebrarla".

E insiste que detrás de su decisión no hay ningún ánimo contra el uso del gallego. "Es una decisión que tomé porque a mucha gente le costaba seguir la misa... De hecho yo estudié gallego, y este gallego oficial en el que están los libros es muy complicado e incluso a mI, que lo estudié, me costaba bastante seguir el misal al pie de la letra".

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats