Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CONDADO-PARADANTA

El PP elude la culpa del deterioro del auditorio de Ponteareas y lo atribuye a falta de mantenimiento

El grupo de Villar recuerda al bipartito que aún está en plazo de pedir responsabilidades a la Diputación y a la empresa constructora

Asistentes a un evento en el exterior del auditorio municipal. // A.H.

Asistentes a un evento en el exterior del auditorio municipal. // A.H.

El Partido Popular de Ponteareas elude responsabilidades sobre las notorias filtraciones de agua y las numerosas goteras que registra el auditorio municipal Reveriano Soutullo desde hace años. El PP, ahora liderado por Belén Villar, era quien gobernaba en Ponteareas cuando se contrató la reforma del auditorio (2009) y también cuando se inauguró (2011). Sin embargo, los populares niegan tener la culpa del estado actual de este edificio municipal y lo atribuyen a la falta absoluta de mantenimiento realizada durante los dos últimos mandatos, ambos con BNG y PSOE en el gobierno local.

"Si después de 9 años de la reforma, el auditorio tiene filtraciones serán debidas a la falta de mantenimiento, en la red de pluviales por la falta de limpieza de los sistemas de drenaje, en las bajantes, alcantarillas o por el simple levantamiento de alguna loseta de piedra o alguna junta de dilatación, o mismo derivado del anclaje en la superficie de la plaza del auditorio de diferentes carpas, agujereando el pavimento de piedra con el que se dañaría la capa de impermeabilización instalada en su día" considera el PP.

La reforma efectuada en 2011, junto con la impermeabilización de la plaza superior "nunca dio problemas" asegura el PP, quien recuerda que "dejamos el gobierno en 2015 y no hubo una sola filtración ni en la sala principal ni en la multiusos".

El PP le recuerda al alcalde, Xosé Represas, que, en caso de que sea un problema estructural "tiene que pedir responsabilidades a la empresa constructora y a la Diputación de Pontevedra, administración que promovió la obra, ya que deberían saber que existe un seguro a diez años para cubrir este tipo de errores".

Debido a la denuncia de filtraciones, el alcalde, según el PP, "debería solicitar un informe a la arquitecta municipal para saber si son problemas de mantenimiento o defectos estructurales, porque es posible que la cubierta no esté preparada para soportar las últimas actividades autorizadas por el alcalde, como la instalación de carpas y atracciones sobre a misma".

Compartir el artículo

stats