Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

VAL MIÑOR

La carga de trabajo de los bomberos crece un 16% en un año sin que aumente la plantilla

- Los temporales de noviembre y diciembre disparan las salidas por árboles caídos, 150 en total - La Mancomunidad se comprometió a contratar seis efectivos más antes de finalizar 2020

Un bombero del GES Val Miñor se dispone a retirar un árbol caído sobre un muro y un vial en Nigrán. // GES Val Miñor

Un bombero del GES Val Miñor se dispone a retirar un árbol caído sobre un muro y un vial en Nigrán. // GES Val Miñor

Una media de 8,2 intervenciones al día, 1,8 de ellas de emergencias como incendios o accidentes de tráfico, atendieron los bomberos del Grupo de Emerxencias Supramunicipal (GES) Val Miñor a lo largo de 2019. Su carga de trabajo se elevó un 16% respecto al ejercicio anterior, con un total de 3.010 salidas frente a las 2.597 de 2018, según su memoria anual. Pero la plantilla sigue sin aumentar.

Son doce los bomberos que la integran desde hace tiempo y el gobierno de la Mancomunidade do Val Miñor se comprometió a incrementarla en un 50% en el margen de tres años a finales de 2017, poco después de la trágica oleada de incendios que arrasó los montes de la comarca y acabó con la vida de dos vecinas de Chandebrito. Antes de que finalice 2020 deberían ser seis más, pero por el momento no hay ningún proceso de selección de personal abierto para llegar a los dieciocho efectivos.

El aumento de la carga de trabajo que registra el resumen de intervenciones del año pasado responde a los repetidos temporales, señalan los agentes. Solo en noviembre y diciembre, acudieron a 120 avisos por fenómenos meteorológicos adversos, 120 de los 236 del total del año. En la mayoría de este tipo de llamadas, la acción de los bomberos se centró en la retirada de árboles caídos. A lo largo del año cortaron y apartaron un total de 150.

Accidentes de tráfico

Las fuertes lluvias y rachas de viento también contribuyeron a incrementar los accidentes de tráfico. El los dos últimos meses de 2019, los efectivos realizaron 4 excarcelaciones, la cuarta parte de las 16 de todo el ejercicio. En total, durante 2019, acometieron 223 actuaciones por siniestros de circulación, 26 de ellos con asistencia sanitaria a personas heridas, según los datos facilitados por el GES.

Los incendios también aumentaron considerablemente en relación a 2028, en concreto un 31%. Fueron 130 en total, frente a los 99 del año anterior. 56 de ellos de carácter urbano, 24 más que los registrados a lo largo de 208. Trece de los cuales se concentraron también en los dos últimos meses del año, aunque sus causas no parezcan tener nada que ver con las ciclogénesis.

Las tareas de los bomberos no se reducen a las emergencias. La retirada de nidos de velutina, serpientes o perros perdidos, así como vertidos ambientales o la revisión de hidrantes sumaron un total de 1014 salidas, 108 más que en el año anterior.

También acuden a la llamada de las fuerzas de seguridad, Protección Civil o 061 para prestar apoyo y ofrecen charlas de primeros auxilios, seguridad vial y formación en colegios, simulacros, además de señalizaciones en zonas peligrosas.

Compartir el artículo

stats