Habitualmente la jefatura de la Policía Local de Redondela recibe llamadas de todo tipo, pero cuando descolgaron el teléfono ayer por la tarde escucharon una alerta bastante imprevista. Desde el 112 Galicia les comunicaron que en el Paseo Cardona, en Chapela, un "grupo de chavales se encontraban en el lugar realizando disparos contra un árbol".

Una vez en el lugar, los agentes identificaron a cuatro personas, una de las cuales portaba un arma. Se trataba de un "arma simulada"; es decir, una pistola de balines de plástico que en caso de que impacten contra una tercera persona o un niño puede ocasionar daños. Este arma fue intervenida por la Policía Local y su poseedor fue propuesto para una sanción.