Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La ampliación de la zona deportiva del Celta en Mos no se someterá a evaluación ambiental

La Xunta considera que no se producirán efectos significativos en el medio

La Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Vivenda de la Xunta de Galicia ha resuelto no someter al procedimiento de evaluación ambiental estratégica ordinaria el plan especial de infraestructuras y dotaciones para instalaciones deportivas del Real Club Celta de Vigo en el Concello de Mos, al considerar que no se producirán efectos significativos en el medio ambiente. Así se recoge en la resolución firmada por la Directora Xeral de Calidade Ambiental e Cambio Climático, María Cruz Ferreira, en la que, por otra parte, apunta la necesidad de integrar en dicho plan una serie de determinaciones "para evitar o minimizar posibles efectos ambientales".

El plan especial pretende el desarrollo de las instalaciones necesarias para entrenamiento de los equipos de fútbol de las categorías profesionales del Celta en los terrenos situados en el lugar de Chan da Cruz, de las parroquias de Cela y Tameiga (en la zona limítrofe con Vigo), una parcela de 150.000 metros cuadradas de superficie perteneciente a la Comunidad de Montes de Pereiras, sobre la cual el Celta dispone de un derecho de superficie por 30 años. El suelo está clasificado en el PXOM como rústico de especial protección forestal y forma parte del ámbito de la modificación puntual n1º del PXOM de Mos que actualmente se está tramitando para la delimitación de un sector de solo urbanizable de usos dotacionales y terciarios.

El informe emitido por el Servizo de Avaliación Ambiental de la Xunta recoge que "no cabe esperar que se produzcan efectos ambientales significativos derivados del desarrollo del plan especial, siempre y cuando se tengan en cuenta, además de las medidas previstas en el borrador y en el documento ambiental estratégico, las siguientes determinaciones: incorporar secciones acotadas que permitan definir y justificar la magnitud de los movimientos de tierra, bancales y muros de contención previstos; recoger una estimación de consumo de agua necesaria y justificar su origen; otra del caudal de aguas residuales y justificar su depuración; tener en cuenta los perímetros de protección para las captaciones de abastecimiento de agua; incluir los yacimientos arqueológicos identificados en los trabajos de prospección realizados (Coto dos Mosquitos) e integrar en la ordenación el trazado de dos senderos, del panorámico de Vigo (GR-53) y el das Greas (GR-58).

El borrador del plan recoge un conjunto de construcciones que se organizan en instalaciones deportivas (con tres campos de fútbol de hierba natural), un edificio de servicios deportivos y complementarios, instalaciones técnicas, aparcamiento con 80 plazas, accesos y mantenimiento, áreas ajardinadas y zona de bosque, que se corresponde con el ámbito en el que no se alterarán las condiciones naturales del terreno.

Compartir el artículo

stats