Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

LOURIÑA

Porriño dota de nuevo material a la piscina pese a que debe 500.000 euros a la empresa concesionaria

Mejora suministros e instalaciones - La empresa que la gestiona lleva sin cobrar desde verano de 2018, aún existiendo partida presupuestaria

David Alonso con la directora y una trabajadora de la pisicina. // D. P.

David Alonso con la directora y una trabajadora de la pisicina. // D. P.

El Concello de Porriño impulsará las instalaciones de la piscina municipal con un mayor suministro de material. Así lo asegura el concejal de Deportes, David Alonso que ayer informaba de la recepción estos días de 87 tablas de natación grandes y medianas, 80 rulos, 48 cinturones de aprendizaje para adultos e infantiles y 24 mancuernas de aquaerobic, además de este material deportivo para la instrucción, se ha adquirido también una silla de ruedas especial para uso en la piscina por personas con discapacidad funcional, un robot limpiafondos para la limpieza diaria del vaso y un desfibrilador semiautomático. A ello habría que añadir el cambio de luminarias con colocación de nuevas lámparas led y otras mejoras de la instalación realizadas ya finales de verano. Queda pendiente de acometer la sustitución de las puertas de acceso al recinto así como las de los vestuarios adaptados, que presentan un notable deterioro.

Estas actuaciones suman más de 60.000 euros y, en su mayoría, son con cargo al Plan Concellos de la Diputación de Pontevedra. En la memoria explicativa que aportó la administración local para justificar la solicitud de esta última ayuda económica se expone que la piscina municipal, inaugurada en 1997 y con una media de más de 70.000 usos anuales, necesita actuaciones que palien las deficiencias que acumuló durante estas dos décadas de funcionamiento.

La otra cara de la moneda es la deuda que el Concello de Porriño acumula con la empresa Eulen, que dispone de 21 trabajadores para la prestación de este servicio. El pasado 18 de diciembre se aprobó en pleno un crédito para hacer frente a una sentencia que insta al pago de facturas, de marzo de 2017 a junio de 2018, por importe de 470.000 euros. Ya no es la primera vez que dicha entidad acude a los tribunales para reclamar el pago de un servicio para el cual, según han denunciado desde el PP en reiteradas ocasiones, "existe ya un partida presupuestaria y a día de hoy sigue acumulando deuda, desencadenando seguramente una nueva reclamación judicial con los interese y costas que acarrea a las arcas municipales".

Fuentes municipales confirmaban ayer que "Eulen aún tiene pendiente de cobrar otras facturas por importe cercano a los 500.000 euros".

Compartir el artículo

stats