Licitada y adjudicada desde el pasado mes de abril, por un importe superior a los 151.000 euros, la obra de ampliación de la red de saneamiento en Pereiras continúa a día de hoy sin ejecutarse. Con esta actuación prácticamente la totalidad de esta parroquia mosense dispondría de este servicio pero según denuncia la alcaldesa Nidia Arévalo, que ya no sabe cómo excusarse con los vecinos, "pues están en su derecho a reclamar esta obra cuyos trámites se comenzaron ya en mayo de 2018, la Confederación Hidrográfica del Miño Sil es la culpable de que no se haya realizado, ya que solo falta su autorización para que se inicien los trabajos".

El tema ha suscitado debate en la última sesión plenaria en la que se aprobó el presupuesto para el año 2020. Cuando la regidora se refería a las diferentes partidas, en materia de saneamiento destacó los 197.000 euros que hasta entonces se incluían para este acometido, una parte reservada ya en las cuentas de 2018, y que no se ejecutó, y el montante principal para este 2019 y que de nuevo corre el riesgo de perderse porque el año está a punto de finalizar y continúan sin recibir el permiso de Confederación. "El tiempo apremia, estamos rematando el mes de noviembre y, aunque está ya todo listo para comenzar una vez recepcionemos dicha autorización, hay que seguir una serie de plazos".

Arévalo insiste "una vez más" en la urgencia del asunto. Y es que "desde mayo de 2018, cuando se inició el trámite, el Concello no recibió contestación alguna hasta marzo de este año, entonces se notificaron una serie de modificaciones, se hicieron y se respondió el 4 de abril a lo que contestaron de nuevo el 24 de julio y ya el 13 de septiembre se dan por finalizados todos los trámites, pendiente únicamente de la firma del presidente, por la cual seguimos esperando hoy", subraya la alcaldesa que califica la actuación de la Confederación de "vacile hacia este Concello, con un mareo de trámites injustificado". Arévalo va más allá y asegura que se trata de "un claro ejemplo de cómo la política bloquea un proyecto, como ha sucedido también con la obra del paseo del Louro, que lleva presupuestada desde hace años y permanece bloqueada por una denuncia", exponía en el pleno celebrado este lunes.

Esta obra de ampliación y mejora de la red de saneamiento en Pereiras, supone la segunda fase de otro proyecto rematado ya en junio de 2017. En este caso se daría servicio a una veintena de casas de los barrios de As Vides, Couso y Xaberga.