Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Adif inicia la retirada del material acumulado junto a la antigua estación de Chapela

Los residentes de la zona llevan meses quejándose por las toneladas de vías y traviesas de hormigón depositados frente a sus casas -El almacén restó las plazas de aparcamiento

Unos operarios con una grúa retiran parte del material acumulado en la antigua estación de Chapela. // FdV

Unos operarios con una grúa retiran parte del material acumulado en la antigua estación de Chapela. // FdV

El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) inició en los últimos días la retirada de las toneladas de vigas de cemento y raíles que acumula desde hace meses en el entorno de la antigua estación de trenes de Chapela, una situación que provocó las quejas de los vecinos de la zona.

Los residentes de la calle Estación viven un calvario desde la pasada primavera cuandoel personal de Adif comenzó a depositar en la zona todo el material que se retiraba del antiguo trazado ferroviario, levantando un "muro" de vigas y traviesas de hormigón frente a sus casas. Además de soportar el continuo tránsito de maquinaria pesada y operarios y ver cómo el escaso espacio que disponían para aparcar sus coches se transformaba en un almacén para toneladas de viejos raíles, los pasos que tenían habilitados para cruzar las vías y acceder a la Avenida de Vigo desaparecieron, y el entorno se muestra degradado y lleno de suciedad.

La asociación de vecinos de Chapela presentó reclamaciones al Concello para que intermediara ante Adif y parece que ahora fueron atendidas, aunque la portavoz del colectivo vecinal, Ángela Méndez, que reside en el lugar, advierte que los trabajos avanzan muy despacio y teme que se prolonguen durante meses. "Hay días en que se ven operarios trabajando con camiones, pero luego se van y tardan una semana en volver. Además se están centrando en el material depositado en el trazado de las antiguas vías cuando deberían de dar prioridad al que se acumula en el espacio público cercano a las casas, que es el que más nos perjudica a los vecinos porque elimina espacio de aparcamiento y nos dificulta mucho a la hora de maniobrar con los coches", afirma Méndez.

Los afectados piden que se aceleren los trabajos para dejar la zona libre de material cuanto antes. Además, a modo de protesta, no descartan colocar carteles y organizar un jornada de limpieza del camino para cruzar las antiguas vías, ahora lleno de piedras, tierra y suciedad.

Este viejo trazado ferroviario será por el que discurra la futura senda verde de Chapela, una ruta peatonal y ciclista hasta Vigo con áreas de descanso, miradores, paneles informativos y zonas de aparcamiento, entre otros elementos. El trazado se unirá en Teis a la vía verde que ejecuta el Concello vigués y que ya se encuentra muy avanzada en algunos de sus tramos, cuyas obras comenzaron el pasado mes de febrero.

El tramo de Chapela cuenta con una longitud de 1,6 kilómetros y un presupuesto superior a los 800.000 euros, que se enmarca dentro de las mejoras que prevé para el municipio el marco estratégico Redondela 2020, cofinanciado en un 80% con fondos Feder.

Compartir el artículo

stats