Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

LOURIÑA

Adif licitará el proyecto para suprimir el paso a nivel del centro de Porriño

La alcaldesa se reúne en Madrid con la responsable de planificación

El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) dio a conocer ayer a la alcaldesa de Porriño, Eva García de la Torre, que licitará antes de diciembre la redacción del proyecto constructivo para suprimir "el peligroso paso a nivel existente en el centro de Porriño", informó el Concello en una nota de prensa.

La solución técnica que se plantea es mediante la depresión de la rasante de la vía férrea, según informó María Luisa Domínguez González, directora general de Proyectos y Planificación a la alcaldesa de Porriño. "A tal fin Adif incluye en la licitación del proyecto la realización de sondeos y estudios geotécnicos para disponer de una valoración ajustada del presupuesto que tendrá la obra", indican.

En la reunión de trabajo celebrada en Madrid, la alcaldesa porriñesa estuvo acompañada por los diputados pontevedreses Guillermo Meijón y Olga Alonso.

El gobierno municipal de Porriño entiende que una vez esté estimado el coste de la obra, "la financiación tendrá que ser compartida por las diferentes administración públicas mediante un futuro convenio que debería ser participado por Estado, Xunta de Galicia, Diputación Provincial y el propio Ayuntamiento, para asumir, codo con codo, la financiación de la obra", según indicó Eva García al término de la reunión.

"El coste final de la obra es un dato que tendrá que determinar el proyecto constructivo que va a licitar el Adif", subrayó la regidora, quien manifestó sentirse "muy satisfecha de comprobar que hay avances concretos".

La reunión de ayer es continuación de la que la alcaldesa mantuvo con la presidenta del Adif, Isabel Pardo de Vera el 31 de agosto de 2018. Entonces la presidenta de Adif se comprometió a retomar la propuesta unánime de los grupos municipales y de los colectivos sociales y económicos de Porriño para suprimir el paso a nivel que existe en la localidad desde 1948.

Su supresión es una demanda histórica que se reforzó a partir del accidente de hace tres años cuando el Tren Celta descarriló por exceso de velocidad lo que provocó cuatro muertos y medio centenar de heridos.

Desde entonces se celebraron varias concentraciones a favor de la supresión y buscando mejoras técnicas porque las barreras que deben cerrar el tráfico cuando pasa el tren fallan en numerosas ocasiones. La Corporación municipal está unida en la búsqueda de una solución.

Compartir el artículo

stats