El dinamismo empresarial es otro de los indicadores de crecimiento en Porriño y muestra de ello, el último asentamiento de una multinacional en el polígono industrial de Prado-Budiño. Se trata de la futura estación logística de Amazon para el noroeste peninsular para la cual precisamente ayer se firmó en el Concello la licencia de obra y comunicación previa de la actividad.

Fuentes municipales informaron que la licencia se otorga para la reforma de una nave preexistente de 1.927 metros cuadrados construidos dentro de una superficie total de 4.661. Se trata de la parcela R-14 de dicho polígono, en la nave que anteriormente ocupó la firma Arcelor.