El expediente de las vigas de hormigón que aparecieron, de la noche a la mañana, cortando el paso en el Camiño do Tranvía, en Amieirolongo, y que fueron retiradas por el Concello de Mos llega mañana a pleno. El orden del día de la sesión ordinaria que dará comienzo a las 10.00 horas, en el Pazo de Mos, incluye el inicio de la investigación de oficio para determinar la titularidad de dicho vial que une a la Avenida de Sanguiñeda (N-120) con la N-550, a través del cual conductores y peatones sortean a diario el intenso tráfico de las rotondas de A Costilleta y As Angustias.

En su momento desde la administración local advertían de que "siempre defenderemos la titularidad pública de este vial por el cual se lleva transitando más de 30 años", de ahí la actuación inmediata y contundente ante los hechos, comunicándose con el propietario del terreno que atraviesa el vial a quien "se le abrió un expediente sancionador, ya no solo por cortar el paso, sino por hacerlo de una manera irregular, y por el peligro que ha entrañado