El aparcamiento municipal de O Aral, en Baiona, no cerrará sus puertas al menos hasta el día 9 de septiembre. Según informó ayer el alcalde, el socialista Carlos Gómez, la incorporación de un cuarto trabajador a la plantilla con un contrato de seis meses permitirá mantener el parking abierto 24 horas de lunes a domingo hasta que finalice la temporada alta de turismo.

El horario de 7.00 a 23.00 que mantenía la instalación resultaba muy restrictivo para el verano, señala el regidor, cuando la localidad triplica su población y se incrementa, por lo tanto, el número de usuarios.

Ante la demanda estacional, el equipo amplió hasta las 3.00 de la madrugada la apertura del establecimiento durante las fiestas del Carmen y lanzó una oferta pública de empleo para completar las necesidades de personal que requería mantenerlo abierto en todo momento.

El cambio horario coincide con el pago del primer plazo de dos millones de la deuda de 4 que el Concello mantiene con Abanca tras el rescate de la instalación.