La Guardia Civil ha detenido a un vecino de Nigrán (Pontevedra) como presunto autor de dos robos con fuerza cometidos durante este mes de julio en la iglesia parroquial de Santa Cristina de A Ramallosa.

Así, según informa el Insituto Armado, el detenido, de 46 años de edad y "con un amplio historial delictivo", cometió presuntamente dos robos en apenas quince días.

El primero de ellos fue denunciado por el párroco de la iglesia a principios del mes de julio, cuando se percató de que se habían llevado los 'petos' de las lismonas, con una recaudación estimada de 400 euros.

Dos semanas después, un robo de las mismas características puso a los investigadores en la pista del ahora detenido, que era el principal sospechoso de los actos.

A raíz de su detención facilitó información sobre los 'petos' que había sustraído, que fueron recuperados en la parte posterior del patio de la iglesia, donde habían sido escondidos en una zona ajardinada con plantas y matorrales.

Una vez confeccionadas las diligencias policiales relacionadas con su detención como presunto autor de dos delitos de robo con fuerza, quedó en libertad con la obligación de comparecer, cuando sea citado, en el Juzgado de Instrucción de guardia de Vigo.