Un fuerte olor a gas hizo que los vecinos llamasen al GES de A Guarda durante el medio día de ayer. Dadas casi las 15.00 horas, los vecinos de la Avenida de Portugal, en A Pasaxe, llamaron a los miembros del GES que inmediatamente realizaron las mediciones oportunas en establecimientos y viviendas, siendo estas negativas y las estancias seguras. Según apuntan, el origen del olor pudo ser a hidrocarburos, aunque no se encontró ningún vertido. Durante la intervención, el olor desapareció.