Los vecinos de A Vaquería, en Budiño, no cesan sus movilizaciones diarias cortando el tráfico en un carril de la PO-510 que divide el barrio. Solicitan isletas, líneas discontinuas y pasos de peatones en un tramo de apenas 500 metros de esta carretera de titularidad autonómica que les permitan cruzar tanto en coche como a pie.

Ayer, entre corte y corte, hacen dos al día, uno de 08.30 a 9.00 y otro de 13.00 a 14.00 horas, una representación vecinal fue recibida por la alcaldesa de Porriño Eva García de la Torre en su despacho. La regidora local les indicó que "reclamará por carta a la Xunta de Galicia el proyecto de reforma de la PO-510 que comprometiera la Consellería de Infraestruturas para resolver el problema de inseguridad vial que denuncian los vecinos".

Respuesta en 10 días

Del mismo modo, les aseguró que de no recibir respuesta en diez días les trasladará a los demás grupos de la corporación municipal el apoyo a las movilizaciones de los vecinos de A Vaquería las cuales "se llevarían hasta Santiago de Compostela, a las mismas puertas de la Consellería con nuestro apoyo y presencia", declaró García de la Torre trasladándole a los afectados "el pleno respaldo de la Alcaldía a sus reivindicaciones".