Una de las líneas fundamentales que recoge el pacto de gobierno firmado entre Movemento Salceda y PSOE es el "compromiso de iniciar de inmediato los trámites para someterse a la mediación laboral, tal y como ya se comprometiera el equipo de gobierno de Movemento Salceda, al igual que el PSdeG-PSOE, ante los representantes sindicales antes de las elecciones".

De forma paralela a esta mediación laboral, MS y PSOE han acordado también sacar adelante la Relación de Puestos de Trabajo y el Convenio Colectivo, dos de las grandes demandas que los trabajadores municipales han reclamado en los últimos meses, asistiendo a los plenos con pancartas y camisetas en los que se podían leer mensajes reivindicativos.

La alcaldesa, Loli Castiñeira, volverá a ser la concejal encargada de Personal (ejercía esta área desde hace medio año) y, por tanto, la interlocutora del gobierno local en el conflicto con los trabajadores del Concello.