El pinchazo de la rueda de un vehículo puso al descubierto un alijo de contrabando de tabaco que transportaban hacia Portugal dos vehículos lusos. Tras la avería de uno de ellos, ambos coches pararon en la A-55 a su paso por Tui. Cuando los agentes de Tráfico acudieron en su auxilio, descubrieron las 7.000 cajetillas. Los dos conductores y sus acompañantes, todos de nacionalidad portuguesa, fueron detenidos por un delito de contrabando. La mercancía fue requisada.