El parque infantil de A Forna en la parroquia porriñesa de Budiño estrena tirolina de doce metros de longitud. Según fuentes municipales, "esta es una de las mejoras sustanciales de este espacio de ocio", cuyas obras fueron financiadas por el Concello de Porriño con un presupuesto de 29.264 euros".

A mayores de la tirolina, se ha instalado un circuito biosaludable y las mejoras realizadas en el parque infantil preexistente, en el que se colocó un columpio cesta para niños y para personas con diversidad funcional.

Desde el Concello se indica que se acometerán mejoras en otros dos parques infantiles, el de la travesía del matadero y el de Fontevella en la calle Pío XII.