14 de abril de 2019
14.04.2019
VAL MIÑOR

"Queremos dejar huella en el patrimonio gallego con una rehabilitación que sea un ejemplo"

14.04.2019 | 03:27

-Después de casi 15 años sin avances en el proyecto, ¿por qué no ha tirado la toalla todavía?

-Tenemos mucha experiencia con la inversión inmobiliaria, per la adquisición del monasterio no fue solo racional, sino también emocional. Queremos dejar una huella en el patrimonio gallego asumiendo una rehabilitación que puede ser un ejemplo. Esto tiene que ver con la dinamización cultural.

-Inician una etapa de divulgación con visitas guiadas. ¿Por qué abrirlo antes de rehabilitarlo?

-Porque la tramitación urbanística nos llevará entre 3 y 5 años y no podemos aceptar que durante ese período la gente no pueda disfrutar de un activo único y de la historia que está asociada a él.

-¿Qué etapas destacaría de la historia del conjunto?

-Para nosotros la parte del campo de concentración durante la guerra civil es muy emocional y estamos en trámites de restauración de las pintadas de los presos republicanos Pero lo cierto es que Oia es excepcional porque recoge el relato completo de la historia del hombre. Hace 4.000 años aquí se comerciaba con el norte de Europa y el Mediterráneo, prueba de ello es el petroglifo de Auga dos Cebros y su nave previsiblemente fenicia. Los romanos tuvieron minas de oro e industria de la sal. Los eremitas fueron antecedentes de la llegada del Císter y del monasterio. Los monjes comenzaron a criar caballos salvajes y dieron origen a los curros, fueron artilleros y fabricaron pólvora, formando parte algunos de los Tercios españoles, el ejército más avanzado de la época, defendieron la zona de los piratas y tuvieron botica para curar a soldados y a peregrinos del Camino de Santiago. Aquí estuvieron las tropas de Napoleón, desgraciadamente los presos republicanos y los jesuitas con una escuela cuando los expulsaron de Portugal. Nuestro compromiso es absoluto. Estamos hablando de la mayor inversión de la historia de Oia y solo pedimos capacidad y voluntad política a nivel local para lograr rehabilitar el monasterio y que gracias a él se dinamice la historia espectacular que tiene esta parte de Galicia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
FaroEduca